viernes, 1 de enero de 2010

“Esperanzas de un nuevo Día”.

Escuchando el Concierto de Año Nuevo, entre Polkas, Mazurcas y Galopes, paseando por la red, y coincidiendo con mi muy querido "Danubio azul", encontré este poema. Sin entrar en si es bueno o no, de criterios no hay nada escrito, a mi me gustó. Del acompañamiento musical nada que decir porque lo adoro... me ensancha el alma y me hace soñar.


Siempre hay que tener esperanzas aunque
hay tormentas de emociones en la vida.
No se debe perder las esperanzas, aunque la vida es cruel.
Siempre hay esperanzas en que mañana será un mejor día.

Esperanzas de que mañana toda va a ir mejor.
Tratar de olvidar los problemas creados ese día.
Hay que respirar hondo y ver un bello tardecer,
pensando que mañana hay mejores esperanzas todavía.

Pensar positivo y no pensar en lo malo de la vida.
Hay que perdonar, para ser perdonado.
Hay que perdonar a todos los que crearon esa tormenta
de emociones en tu vida.

Hay que pensar que mañana voy a ver una bella amanecer.
Voy a ver el milagro de una flor nacer,
oír la música del canto de las aves por la mañana.
Voy a sentir la caricia de una brisa en mi piel por la mañana,
y quizás, voy a ver un lagartijo cortejar una hembra en un jardín,
que trae un recuerdo placentero de la curiosidad de la infancia.

Siempre hay que tener esperanzas de felicidad en el amor.
aunque hubo muchos rechazos y dolores de amores en tu vida.
Tener fe en el amor, aunque el amor y la felicidad
no se ve por ningún lado en la distancia.

Nunca pierdas la esperanza ni la fe, aunque la vida te ha sido cruel,
solamente el perdedor pierde la esperanza y la fe y se da por vencido.
Para no ser un perdedor, hay que tener esperanza y fe en esta vida.



Eddie Ferrer

3 comentarios:

"SUPER" MENDO dijo...

Yo también tengo esperanza de que 2010 sea mejor año para todo el mundo que 2009. Saludos.

Rosna dijo...

Confío siempre en un mundo mejor .
Bello poema y muchas pautas para trabajar .
Buen inicio de año Maile san .
Rosna

maile dijo...

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Aunque, si lo pienso, no sé si la Fe es más o menos importante. Pero no estoy dispuesta a perder ninguna de las dos. Espero que vosotros tampoco.

Feliz Nuevo Año chic@s.