miércoles, 13 de enero de 2010

Aquelarre


Cae la noche y van surgiendo
de sus escondrijos,
despojadas de disfraces,
como sanguijuelas ávidas,
de sombra en sombra veladas,
cada una su propio hechizo.

Serpenteando, calladas y sigilosas,
viajan invisibles entre las brumas
confundidas con la oscuridad,
hasta llegar al claro
donde hierve el puchero.

Rayo de luna
¡ al caldero!
Semilla de mostaza
¡al fuego!
Corazón de sapo
¡hágase el entuerto!

Parecieran salidas
del mismo infierno,
se encienden en cuchilladas
que se clavan en la noche,
mentes pequeñas
grandes maldades
ningún humano
conoce el secreto,
sólo sus risas
rompen el silencio.

Razones maquiavélicas,
espaldas encorvadas,
la noche su hazaña aligera,
las brujas trabajan.

Huele a muerto.
Alguien morirá, mientras ellas
danzan junto al caldero.

Hoy es noche de aquelarre,
y el diablo esta contento.
.

2 comentarios:

"SUPER" MENDO dijo...

Habrá que hacer una:
"QUEIMADA GALLEGA", para espantar a las meigas.

maile dijo...

Vale PEDRO... yo pongo el conjuro que, con este frio, capaz es el aguardiente de sentarme hasta bien.

"...y huirán las brujas a caballo de sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas".


Muchos besos.