lunes, 11 de enero de 2010

Fantasias en mi menor


Hoy me recordaste un liviano sueño de amor con la suavidad con que unos dedos ágiles acarician las teclas de un piano.
Me alzaste hasta las cumbres nevadas de la vejez y me regalaste un alma joven que recordaba lo que no había vivido.
De puntillas entré en tu vida y de puntillas salí para que no notaras que había estado allí, y el alma se me sale por la boca porque en el pecho ya no encuentra ese rincón en el que sentirse en casa.
Un nudo en el estómago me recuerda que sólo fui a dar un paseo por tus manos y que fueron tus huellas lo que me traje en el viaje de vuelta como único equipaje… más de lo que llevé en la ida.
Fuiste todo lo que imaginé… y más.
Deslizarme en trineo por las laderas, subir y bajar mesetas con alas de mariposa, nadar río arriba contra toda corriente, salvando distancias y tiempos, cuando las palabras no hicieron falta.
Mañana no buscarás mi esencia entre tus manos, ni verás mi mirada en ninguna otra mirada, ni ansiarás los besos que no te di, ni añorarás mi piel junto a la tuya porque no se conocieron.
Mi única constancia fue tan leve como una onda en la superficie calmada del agua, como las gotas que se pierden de un manantial, como sonidos perdidos al raso del desierto.

Tu recuerdo, imborrable.
Tu, creerás que soñaste.
.

14 comentarios:

A.R.O. dijo...

Deliciosos encuentro y texto.

Juanma dijo...

Siempre (en lo que conozco, obviamente) a bordo de la melancolía, o del recuerdo...los recuerdos..., o de lo que pudo ser y no fue, o de lo que fue y ya no es, los detalles clavados. Y siempre cada entrada (en lo que conozco, obviamente) con la misión de adecentar tantos momentos.
El final de esta, por cierto, es magnífico.

Besos.

maile dijo...

Si le pareció delicioso, mi querido ARO es que conseguí lo que buscaba... convertir algo que me causó dolor en su momento en un hermoso episodio.
Le diré a mi Psicólogo que lo estoy consiguiendo.

Impagable su compañía. Gracias.




JUANMA, siento que sea mi melancolía lo único que conozca, pero es que últimamente es de lo único que tengo. Para extraer esos "detalles clavados" ando utilizando lapiz y papel, cosa que no recordaba haber hecho más que a los doce años, cuando se escriben poemas de amor para dejarlos bajo la tapa de algún pupitre.
Supongo que como buena romántica que soy, el dolor esta haciendo que fluyan cosas hermosas, aunque ni yo misma me hubiera imaginado capaz de hacerlas.
Que usted encuentre que algo de lo que escribo es "magnífico", será mañana un buen recuerdo.

Gracias.

Juanma dijo...

Pues confío en que sea otro buen recuerdo que también encuentre magnífica la respuesta que me acaba de dar. No lo diría si así no fuera.

Besos.

Miguel Vivas dijo...

precioso amiga, precioso. besos y mordiscos

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

A veces, los mejores recuerdos son los que no se han vivido. Nadie nos puede robar los sueños, y al menos con ese consuelo resistimos. Un placer leerte, Maile.

"SUPER" MENDO dijo...

Añoranza, y Poesía;

Amor, y Melancolía;

Ilusión, y Fantasía.

Todo escrito en pocas líneas, con mucho Arte, y Sabiduría.

Saludos, Maile.

Octavio dijo...

Precioso, Maile. Me han llegado muy profundamente tus palabras. Un beso, ya sabes, y guárdalo como si no fuera un sueño, pues no lo es.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Otro día de lluvia, y salen a flor de piel los sentimientos, visitar blogs es más barato que una consulta al psicólogo. un saludo.

maile dijo...

Por Dios, por Dios,
que me turbo,
que nunca recibí visita
de tanto caballero junto.



JUANMA querido, los suyos serán, más que recuerdos, regalos imposibles de olvidar.
De nuevo gracias.



Don MIGUEL, no me ruborice... los mordiscos donde no se vean, por favor.
Hoy sólo le mandaré besos, que nos miran...




Señor JUAN ANTONIO... el placer fue primero mío al encontrarle.
Considérese en su casa.



PEDRO poeta... a ese no le había visto antes. Seguro que es tan bueno como lo es de reportero.
Y me das un jaque Pastor.



Mi señor OCTAVIO, espero que por profundas no le hicieran daño, que usted ya tiene "su" palabra y con una, la justa, le bastó.
Su beso ya sabe donde lo guardo.



Señor MAMÉ, ya me gustaría que fuese todo tan fácil como borrar unos cuantos números de teléfono del móvil (le copié la idea). Pero por algún sitio hay que empezar, no ?
Besos desde el otro lado del estrecho.

campoazul dijo...

Me encantó tu sueño, pero si fué tan intenso no estés tan segura de que no te buscará, cuando un deseo es muy fuerte en el aire queda el aroma y la pasión que no fué entregada, si tiene un alma sensible echará de menos los besos que no le has dado.

Un beso.

claudia dijo...

cómo te entiendo...

y qué hermoso escribis :)

un abrazo!!
claudia

maile dijo...

CAMPOAZUL procuro, en lo que puedo, que mis sueños sean tan fuertes como me sea posible, solo por ver si algun dia los veo realizarse. Aunque, por ahora, van sin direccion fija. Por ahora solo son sueños.
Mucho me temo que cupido no cree que le necesite... a lo mejor por eso no le veo.

Besitos cielo.

maile dijo...

Si me entendes, es porque lo sentís.

Yo no sé si alegrarme o lamentarlo, aunque sea por vos.

Mi niña CLAUDIA, besos mojaditos mientras te tenga tan lejos.