sábado, 13 de octubre de 2018

¿Cómo se escribe un suspiro?



Nudo en la garganta que escapa y desborda un latido
ruido de palabras ahogadas, un sorbo de vida viajero,
una oración, un respiro del alma, un anhelo perdido,
consuelo fugaz para el amor que no se da en un solo beso.
Respiración del silencio que no quiere ser vacío.
burbuja de secretos guardados, un pedazo de tiempo,
resignación sin disfraz, una verdad contenida.
un ¡ay! que se quedó sin aliento.

Un suspiro no se escribe, 
se suspira.

sábado, 6 de octubre de 2018



Quise, como antaño, preguntar a la margarita, más temí su respuesta.
No esperaba un sí o un no sino un ya improbable.
Mañana, pasado, al otro…
y su último pétalo se me antojó demasiado lejano.
Estaba triste ese día.
Volví la cabeza y ni pregunté.


domingo, 23 de septiembre de 2018

Ni te cuento...



Un dedo que llega hasta mi sien
y se derrama por mi mejilla,
un hombro que llega hasta mi cuello
y un beso que queda preso
en una cuna claviculada.
Beso tímido y deseoso que no sabe dónde ir,
y se pierde en la base de mi pelo…  
y cae… y cae… hasta el abrigo de mi mano.
Tu hombro en el mío
tu cuello en mi cuello,
mi mano en mi mejilla 
y tu beso en mi boca.
Tu boca en la mía,
mi boca en la tuya.
y de lo demás…
de lo demás, ni te cuento.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Sonríe mi niña



Sonríe, mi niña, sonríe
que tu sonrisa aleja mis miedos
y me hace soñar,
que hace rebosar mi copa,
que ahuyenta sombras,
que me altera y me ilumina,
que es mi debilidad y mi fuerza,
que me roba y me acaricia,
que me desordena,
que me atrapa y no me deja,
que guarda sólo un deseo
y no me quiero marchar,
que entrega fragancias de mil versos,
y  dibuja fantasías
que siembran mi jardín de madreselva,
que me hace sonrojar,
que me roba la boca
y se me antoja.
Sonríe, mi niña, sonríe,
y tu risa será la mia.

sábado, 8 de septiembre de 2018

De tan poco amor



No, no te amo. Lo sé y lo sabes. Pero sé que sabes cómo no te amo.
Nunca hubo un “no amor” que fuera amor con tanta fuerza ni con tanta fe que doliera tanto.
Nunca hubo interés tan desinteresado ni curiosidad tan curiosa que  impidiera hablar.
Un beso furtivo, un roce de manos a escondidas, tanto miedo a raudales…
Nunca hubo una mirada tan asustada, tantas palabras no dichas, tanto deseo disimulado.
Nunca hubo un no amor ni tan simple ni tan complejo que no nos confundiera al enfrentarnos a él.
Una esperanza, un anhelo, una ilusión…
Nunca un no amor apostó a carta tan alta ni pidió tan poco como no ser amado.
Nunca un no amor respetó ni valoró tanto que decidiera ser único.
Nunca un no amor desbocó tanta sonrisa.
Nunca un no amor se detuvo para pensar qué pasará después.
Nunca una vida sirvió para tan poco.
Nunca un tiempo fue tan malgastado.
Nunca un no amor fue de tanto amor.

martes, 31 de enero de 2012

Sensaciones


No me lleves aun al lecho.
Acércate y regalémonos toda la ternura
que nuestros brazos sean capaces de dar.
Coloca una mano en mi hombro
que yo descansaré la mía en tu cintura.
Abre tu pecho para que pueda inclinar
mi cabeza sobre tu corazón…
que sea tu regazo melodía en la que confíe,
donde todo tenga sentido sin merecerte siquiera.
Sin poner ni fecha ni hora,
encontrando nuestras huellas,
deteniendo la mirada en las caricias hasta caer rendidos.
Méceme entre la ilusión y la fortaleza de los suspiros
que llenan de color el silencio de mi realidad.
Llégame con el lenguaje del alma,
como un último suspiro,
sin distancias que hieran en noches azules,
saboreando en un segundo
la eternidad de una sensación
construida por un deseo y pieles que respiran
viviendo cada suspiro que atrapa un instante.
Lujurias de noche,
caricias en silencio,
vuelos del alma,
sensaciones de esperanza,
y un tiempo que se detiene.

sábado, 28 de enero de 2012

Silencio...

Mira el silencio.. te habla... entre las sombras de la luz... ¿lo oyes?
Te envuelve y te roza... cierra los ojos y podrás sentir como toca tu mejilla, como la caricia que regala el dorso de la tímida mano del amante secreto que sólo se deja ver cuando te encuentra a solas.. jardín del que dos sois los dueños... narciso, jazmín, flor de lino que madura su fruto recorriendo el tallo erguido hasta la oscuridad de tus raices.
Ladrón de toda fertilidad que te hipnotiza y te vacia... te desviste y contempla dese la sublime expresión de lo único, con el rostro absorto en aquello que toma sin ser propio...