domingo, 15 de noviembre de 2009

Mi gran mundo

Cerré este chisme endiablado anoche, bueno hoy porque eran cerca de las cuatro de la madrugada. He visto que algunos como yo andaban despiertos y procuré ser compañía.
He dormido un par de horas, casi a regañadientes y por agotamiento. En mi cabeza la máquina no para y es difícil hacerla callar... el ruido me despierta.
No eran las ocho cuando lo he vuelto a encender. Domingo de mañana. Contesté a algún correo. El mundo esta durmiendo después de una noche movidita y, la mitad, están de UVI. Para ser domingo a mi me espera un día muy movidito de trabajo. Y lo ha sido hasta el punto de que hoy llevo un adorno más, de tres puntitos, en uno de mis dedos… las prisas.
Pero me he pasado el día soñando con volver a encender este trasto. Con lo que yo he despotricado de todo esto de “la red”… y, hoy por hoy, es mi mejor compañía.
Al principio no fue más que un compromiso que adquirí… se convirtió en una ventana al mundo que mi vida me negó… hoy es… cómo decirlo… la oportunidad que se me negó en su momento de ser persona, anónima, pero persona, y no la sombra de alguien… hablar de lo que pienso, creo y siento sin miedo… y sentir, como un hermoso regalo, las palabras de aquellos que pasan por mi casa y los que me dejan pasar por la suya sin más, porque son sus palabras las que hacen que nazcan las mías, que todavía no han encontrado su camino y que encuentro apelotonadas a la salida.
Sirvan estas líneas para agradecer todo a todos aquell@s que tienen a bien considerarme merecedora de sus atenciones, en sus blogs o en el mío, porque me hacen la más feliz entre las felices y compensan todos esos momentos en los que parece que nada tiene sentido y todo supone una losa.
Tenéis nombre auque no sea el vuestro… tenéis rostro porque os lo pongo yo… sois parte de mi vida porque me habéis dejado entrar en vuestras casas a hurtadillas y me habéis dejado quedar. Gracias. Convertís mi mundo en un gran mundo.

6 comentarios:

Octavio dijo...

Hermosa entrada, Maile. Lo curioso, lo realmente hermoso es que, como tenemos nuestras casas virtuales siempre abiertas, los viajeros llegan, nos leen, nos conocen, comenzamos a charlar y rápidamente conseguimos una relación muy especial.
Gracias por tus palabras de anoche, y por tu impagable compañía. Besos, besos y más besos.

maile dijo...

Por Dios que esos besos no los guardaré... los usaré y usaré hasta "regastarlos", y no crea que por ser muchos no lo haré rápidamente, que anda una escasilla de ellos.
Por lo de la compañia no se preocupe, es gratis y me gusta, incluso sin copa.

arobos dijo...

Bonita entrada. Refleja lo que todos pensamos de este mundo virtual que vivimos en solitario, pero en compañía también virtual de otros muchos. Es verdad que a los amigos de carne y hueso se les suman en la red otros amigos, que son de otra manera, con los que se mantiene una relación distinta, pero al fin y al cabo, amigos, a los que se les echa de menos cuando no te dicen algo, aunque solo sea "hola". Un saludo.

maile dijo...

Algún día te pondré cara y nombre, mi querido aro. Leerte es algo que renueva mi serenidad. Gracias por estar ahí aunque no te des ni cuenta.
Mi recuerdo, y mi gratitud, para ti.

البعوض dijo...

Gracias a ti por esta texto repleto de sinceridad y sabiduría, Maile.
Este mundo web no es otra cosa que una réplica, o una continuación, o un "gadget"... del que ya vivimos, pero en el que no todos, con o sin máscara, están dispuestos a compatir su verdad. Verdades individuales que contribuyen a construír otras verdades: útiles para todo aquel que esté dispuesto a interpretarlas.

Me gustó tu entrada de hoy, por cierto. Mucho de "mi verdad" existe en esa tuya.

Un abrazo.

:)

maile dijo...

Cariño mio... sinceridad, toda... sabiduria, la justita para sobrevivir, que el día en que se repartió falté a clase. Sabiduría la vuestra que a lo mejor sabeis leer lo que ni yo supe que sentía.
Entré por curiosidad, me quedé por vanidad, y hoy, porque me gusta y porque estais ahí, he hecho de esta mi segunda casa.
Me gusta compartir verdades. Y tus viajes, que ya son mios.
Gtacias por estar ahí.