martes, 16 de noviembre de 2010

Matematica pura


El tiempo que necesita una persona para ser considerada digna de confianza es
inversamente porporcional al que tarda en dejar de serlo.
...
...
...
... Y si eso no lo dijo nadie, debio hacerlo. Esas cosas se avisan.

19 comentarios:

Alfredo dijo...

Una pena que así sea.
Salu2.

Optimus dijo...

Es lamentable la afirmación, pero que razón llevas, lo mucho que hay que esforzarse a veces por ganarse la confianza y luego...

Ánimo y un abrazo.

MANUINDIANA dijo...

Sinceramente es la pura realidad,y el que no lo crea que recapacite y se dara cuenta,trite pero cierto.
Saludos

claudia dijo...

No sé no sé, yo todavía confío en bastantes personas, debe ser que soy algo ingenua, pero lo prefiero a ser desconfiada.

impresiones de una tortuga dijo...

Yo creo, que nos quieren hasta donde nos necesitan, incluidos: parejas, hijos, padres, amigos, vecinos, hermanos, desconocidos...
¿Nosotros?....pues...¡igual!.
Espero que estés bien, no te fuerces más de lo necesario y cuidate. Besazo.

su dijo...

Triste realidad.

Abrazos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Llamalo X por no llamarlo de otra manera...

Juanma dijo...

Ya se sabe: ciencia exacta. Y certera.

Besos.

Menalcas dijo...

desde el otro punto de mira, hay que gente que se gana el perder esa confianza a pulso. Y no me importa quitarsela de golpe si no es capaz de mantener la que tenia puesta.

Sneyder dijo...

Triste realidad...donde se pierden tantos valores...

Un beso

Dyhego dijo...

Y cuando se pierde... lo difícil que es recuperarla.
Salu2

El Mirlo dijo...

Son valores que se debieran cultivar, la fidelidad, la lealtad, la amistad sincera... Es de las mejores cosas que podemos ofrecer a los demás y lo que más embellece a una persona.

campoazul dijo...

¡Oye pues es cierto! y muy difícil o casi imposible su recuperación.

Besitos.

sema miranda dijo...

uufff¡me suspendian siempre las matematicas asi que no lo entiendo jajaja Bueno de vuelta de mi Camino de Santiago vengo renovado, pero eso si, con un talon fastidiado (los años no perdonan)Un besote y continuare siendo fiel seguidor de tus entradas.

ARO dijo...

PUES ASÍ PARECE QUE SEA.

Liliana G. dijo...

Bueno, no siempre es así... Será que yo soy bastante desconfiada y tengo que tener mucha seguridad en una persona para ofrecerle mi confianza. Admito que así y todo no hay fórmulas infalibles, pero afortunadamente, los que fallan son los menos.

Muy buena frase para la reflexión, Maile.

Besos :)

lidia dijo...

hola cero matemáticas,las detesto,...me parece BUENÍSIMO TU POEMA...gracias x compartir
un abrazo
lidia-la escriba

carpediem dijo...

Luchemos por cambiar esa regla de desproporcionalidad.....No dejemos nunca de dar confianza....cuantos mas seamos....mas proporcional se hara la improporcionalidad.....Como dice el refran..."Lo que se da no se quita Santa Rita rita rita"

SUPERMENDO dijo...

Hola Maile. La confianza es como el dinero. Difícil de ganar, y muy fácil de perder. Saludos.