jueves, 4 de noviembre de 2010

Entre libros



Siempre pensé que los libros escondían entre sus páginas algo más que palabras o historias. Hubo un tiempo en el que guardaba flores y hojas que iba recogiendo y que mantenía allí durante días y días hasta que secas formaban parte de un bonito cuadro.
Hoy andaba buscando algo para leer y a falta de actualidad me conformo con repasar algo ya leído hace tanto tiempo que ni recuerdo. Me he ido a una colección, o mas bien parte de ella porque no esta completa, que nació de varias lecturas de instituto, obligatorias ellas, y que continué hasta que mi madre dijo que para tanto libro no estaba la economía a no ser que fuera cuestión de obligada lectura. Aun así conseguí llegar hasta el numero 39.
Me he sentado en la escalera y he empezado a abrirlos. Leyendo algunas líneas de cada uno de ellos buscando esa lectura que me invitara a continuar, un papel cae al suelo. Es una fotografía…
¿Cuánto hace que, con esta colección, me limito a limpiarle el polvo? Esta fotografía lleva años perdida… peor… lleva años robada (porque la robe de la caja de fotos de mamá) y no recuerdo los motivos que me llevaron a ello. Será que me gusta. Lo que si recuerdo es a mi madre repitiéndome cada vez que se acuerda, y me ve, “hay que ver como se perdió esa foto”. Ella le tiene cariño. Se la dio una de sus hermanas. Detrás lleva escrito “Escuela de Doña Fulgencia. 1934”, que debe estar equivocado porque en la foto se ve a mi madre con un par de añitos y ella es del 34.
La he escaneado y ahora la tengo en mi escritorio… y mas grande, que a ratos ni con gafas. He entrado aquí, que últimamente anda una un poco “que para nada”, y la cuelgo. Ahora ya podré devolverla.
¡Lo que esconden los libros..!


21 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Que recuerdos encierran las fotos antiguas, en ellas hay vivencias nuestras o de otras personas impresas en un papel pero cuando las tenemos en las manos toman viva propia y nos vienen a la memorias imagenes vividas o no, pero lo que está claro que en algún momento pasaron y eso si que no podemos evitarlo.

Y ahora devuélvele la foto a tu madre porque esta forma parte de su pasado y no de tu presente, un saludo, hoy estoy un poquito espiritual....

claudia dijo...

es verdad, yo a veces también encuentro en los libros sorpresitas increíbles y me pongo melancólica.

tripode dijo...

A mi me ocurre que al mirar una foto antigua, es como si se detuviera el tiempo, mi mente vuela hacia atras y me dentengo en esa epoca...los recuerdos afloran hasta que....en mi interior escucho "vamos Paco".
Un saludo

Dyhego dijo...

Estas fotos son siempre muy entrañables, MAILE. El otro día me pasó lo mismo. Me puse a revolver cosas y saqué una foto de mis padres. La escaneé pero al final me dio pudor colgarla.
Salu2.

Alfredo dijo...

Yo en el escritorio tengo una foto de mi abuelo con todos los compañeros que trabajaban en la mina, nada del otro mundo, pero da la circunstancia de que en ella también están mi padre, su hermano y sus hermanas. Al parecer era la costumbre.
salu2.

Optimus dijo...

Cajas de recuerdos.. eso son los libros, y con sorpresas como esta.. que te voy a decir!

Saludos Maile.

Lola dijo...

Mis libros guardan sueños conseguidos al tenerlos en mis manos.... Cosas mias... Por eso no voy a la biblioteca, los compro y los mantengo en mi mundo por si quiero repasar algun pasaje...

Sneyder dijo...

Hay libros en los estantes muy antiguos, del abuelo de mi madre y cuando los abro siempre pienso que puede aparecer alguna carta, foto o algo similar, siguen teniendo el misterio de tiempos remotos que hacen pensar en viejas historias vividas.
Se siente una extraña sensación al tenerlo en las manos…cuantas personas lo abran leído…

Un beso

El Mirlo dijo...

Deliciosa fotografía, Maile. Sí, esas fotos remueven muchos sentimientos, son un verdadero tesoro.

montse rodriguez dijo...

Que magia tienen las fotos antiguas, nos transportan en un segundo tantos años atras...
Un beso

Juanma dijo...

Es una de las entradas de tu blog que más me ha gustado. Es una entrada sensillamente maravillosa, como esa fotografía, como tu madre con dos añitos. Es alucinante. Me hizo feliz leerte hoy.

Querida mía, besos.

Menalcas dijo...

Como eres, me has hecho subir al trastero, coger la caja de galletas con las fotografías y volver a verlas, por desgracia no tengo que devolver ninguna, ya que no tengo a quien, pero he pasado unos instantes maravillosos, gracias a ti, un abrazo me señora maile, como tu me llamas.

maile dijo...

Si MAME, se la devolvere en cuando pueda. Seguro que le doy una gran alegria.
Besos espirituales.


CLAUDIA, cuando se que una foto me va a poner melancolica la pego en un album especial, el de "no abrir a no ser que necesites llorar un poco para quitarte el nudo de la garganta".


TRIPODE, Paco, y seguro que cuando las fotos no son suyas imagina la historia, como hago yo.


DIEGO, si tanto pudor le dio no la publique. Hay sentimientos tan nuestros que cuesta compartirlos, y el amor por nuestros padres es uno de ellos. A mi, en esta ocasion, lo que me provoco la foto fue una mezcla entre pena, porque mi madre la extranaba, y verguenza por no haber vuelto a leer el libro desde hace tanto. Es de Borges y me gusta.


ALFREDO, cuando las fotos reunen a tantos seres queridos adquieren un valor especial.


OPTIMUS si, eso son los libros. Y cada vez que los lees te puede encontrar con una nueva sorpresa.

maile dijo...

LOLA, mis libros son mis tesoros y creo que no me desprenderia de ninguno de ellos, pero me gusta ir a la biblioteca. Ese olor, ese silencio... a veces he encontrado algun ejemplar raro, antiguo, unico... leerlos tambien ha sido un tesoro.


SNEYDER, de mis abuelos no tengo libros. Uno no leia y el otro solamente colecciono el ABC desde el numero 1. Pilas y pilas de periodicos se amontonaban en la casa del pueblo y nunca consintio tirar ninguno. Curioso fue cuando lei el del 17 de Julio del 36. Me guarde algunos de esas fechas.
MI libro mas antiguo lo encontre con unos doce años. Con unos amigos nos metimos en unos edificios que iban a derribar dias despues y me lleve un libro del 44, solo por la fecha porque a Seneca con esa edad como que no.


MIRLO, seguro que para mi madre encierran recuerdos valiosos.


MONTSE, al menos no me trasladan, en esta ocasion, a mi. Tendria 77 años y para eso aun me queda muuuucho. je je.


Dulce JUANMA, usted me hizo feliz con su vuelta.


MENALCAS, siempre hay que encontrar un ratito para, de vez en cuando, revolver esa caja de galletas.


Gracias a todos y besos a repartir.

carpediem dijo...

Por eso no me compro un ebook.....de ellos no se pueden caer fotos antiguas, ni petalos de rosas, ni cartas de amor escondidas.....Todas ellas componen el libro de nuestras vidas......Llenos nuestras paginas de buenos recuerdos, y arranquemos las paginas de los desencuentros, tristezas, desamores....Me ha encantado tu entrada Maile....Un beso

~ Rodrigo Malaventura ~ dijo...

Tesoros, mi Señora,... todo cuanto en la mente cabe,... cada historia, cada beso, cada santo, cada asesino, cada dictador, cada líder supremo, cada batalla perdida, cada viejo soldado, cada vencedor, cada perdedor, cada amigo, cada persona de buen corazón,... cada flor,... cada niña,... cada madre,... tienen su lugar en el pequeño espacio de la hoja de un libro.

Gestos encuadernados variados.

Liliana G. dijo...

Los libros son siempre una inagotable fuente de sorpresas, es verdad, es maravilloso encontrar en ellos todo tipo de "papelitos" olvidados en el tiempo... pero ¡una foto! ¡Qué tesoro! La fotografía de tu madre es sencillamente entrañable :)

Sí, los libros encierran Vida.

Gracias por compartirla, Maile. Un beso grande.

campoazul dijo...

No me extraña que tu madre estuviera preocupada por su desaparición, es una foto con toda una historia y muchos recuerdos bonitos para ella..., incluso para ti, que seguro que fue por ese motivo que la guardaste en uno de tus tesoros, (tu colección de libros).

Besitos.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Creo que empece a interesarme por los libros cuando debia tener unos siete años. Como casi todos los chicos de mi edad empezamos a leer la aventuras de aquellos heroes de los tebeos hoy llamados comic, cuando los tebeos no me llenaron..Salgari o Julio verne fueron ocupando su lugar. Tenia por costumbre guardar flores en los pocos libro que eran mios y me gustaba verlas secas casi formando parte de aquellas páginas. Libros antiguos nunca tuve la oportunidad de tener pero...quiza nunca los hubiera mirado las aventuras eran todo lo que mi espiritu necesitaba.
Años despues si que me gutaba encerrar alguna fotografia entre las paginas de los mas queridos libros mios. No hace mucho descubrí entre la paginas de "Todo el Amor" de Pablo Neruda la fotografía de mi primer amor, fue como un choque pero...fue muy agradable, mucho.

Mi mejor sonrisa para ti

maile dijo...

CARPEDIEM creo que yo tampoco me comprare uno de esos. Me gusta el olor y el tacto de los libros tanto como el de goma de borrar y lapicero en las escuelas. Los ebooks y los ordenadores acabaran tarde o temprano con esto.


Y cada sueño... mi capitan MALAVENTURA.


LILIANA, y tendre que revolverlos todos no vaya a ser que haya mas tesoros escondidos y me los este perdiendo.


CAMPOAZUL, quizas fuese eso, que es una imagen de mi madre que no estaba en mi recuerdo y queria dejarla alli.


EL MAR... yo tambien fui de TBO, y de Capitan Trueno y Jabato. Antes de llegar a Verne pase por Marcial Lafuente Estefania y sus novelas de vaqueros. A pesar de todo mi madre me cuenta que lo que mas me gustaba era buscar palabras en el diccionario. Fijese que curioso.


Besos para todos y gracias.

lidia dijo...

bravo!!!!!!hermoso
un beso
lidia-la escriba