viernes, 24 de septiembre de 2010

Camino


No dejes en el camino migas de pan
para que pueda encontrarte
porque, quizas, sea la golondrina
la que te encuentre en su vuelo.
Mejor abre tus ojos y que sean ellos
los que iluminen la senda
desde el interior que anhelo.
Siega el camino y no rompas el sendero,
deja estrellas de colores,
no dejes que la noche oscurezca
la orilla hacia la que debo ir
y no sueltes mi mano
hasta que no este segura.
Procura que tu estrella no detenga
el tiempo de la luz de su brillo
hasta que mi corazon
haya encontrado las respuestas
y se haya liberado de ese dolor
que a ciegas me arrastra.
Piensa en mi en voz alta
cuando mires al cielo,
deja bajo mi almohada un beso,
o que sea esa golondrina,
que recogio tu señal,
la que me lleve hasta ti.

16 comentarios:

Juanma dijo...

Ay, maravilloso otoño de besos y golondrinas.

Siempre un placer, querida maile, pasar por aquí y detenerme a leerte.

Besos.

El Naranjito dijo...

Sigue dejando migas de pan por el camino, para que las golondrinas que te seguimos podamos recorrer tus pasos y tu palabras. Por lo menos hasta que nuestros corazones encuentren las respuestas.
Que gustazo leerte.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Que dificil dejar el camino, leyendo cosas tan bonitas.Un abrazo

Paco dijo...

Que dificil dejar el camino, leyendo cosas tan bonitas.Un abrazo
El comentario anterior es mio, se me fue la pinza y salio anonimo.jajaja

prometeo dijo...

Ese es el mejor momento, cuando ya no hace falta dejar migas de pan...

SUPERMENDO dijo...

Qué bonito es el camino, de una golondrina, al lado de su golondrino. Besos, guapa.

Dyhego dijo...

Las golondrinas son sensatas y bonitas de ver. Será bueno hacerles caso.
Salu2

Miguel Vivas dijo...

Pero qué maravilla... Sí señor, ahí me has dao... Gracias por regalarnos tan cálidas palabras. Besos y mordiscos de golondrina.

jose luis dijo...

El camíno, esta iluminado por tu fulgurante, rutilante y centellante luz. Esa luz que hace mas cálido y acogedor, LLeno de verdor el sendero de tu poesía, por el que nos haces caminar en las noches y en los días.
Eres la golondrina, que en el estío hace verano. No importando donde: bien sea frente al mar o tocando el cielo serrano.
Tus migajas, son los poemas, que nos alimentan y alientan, como dulce ambrosía divina.
Me disculpo, por el atrevimiento de mis comentarios, pero: son la respuesta a un sutíl estímulo al que todos los que te leemos. Maile, hemos sucumbido.
Si me sobrepaso. Ruego hacermelo saber.

Lola dijo...

Tocada y hundida. mmm gracias

María dijo...

Hola amiga.

Bonito poema. Parece que el otoño es fuente de emociones para todos.

Un beso y que tengas un hermoso fin de semana

Ricardo Miñana dijo...

Un bello poema lleno de emociones,
un placer pasar a leerte.

Feliz fin de semana.
un abrazo.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Que puedo decir...Te leo y algo hermoso me sube desde el estomago y al llegar a la boca me deja el gusto de haber gozado de un delicioso poema.

Gracias por dejar que al leerte me regocije al encontrar una poeta que sienta como yo siento.

Mi mejor sonrisa para ti.

campoazul dijo...

Qué bonito camino para una golondrina especial, precioso paisaje le has pintado para que esos ojos miren tu luz en la oscuridad...

Besitos.

impresiones de una tortuga dijo...

Sencillo y puro, el que más me ha gustado de todos y mira que son buenos los demás, pero me has dado de lleno en el sentimiento, en la sensibilidad.Saludos.

maile dijo...

JUANMA, las golondrinas volveran en Primavera. Los besos de Otoño son igual de hermosos.

Placer compartido y besos.



NARANJITO recorrer pasos y palabras es lo que hago fuera de aqui. Sus pasos los redescubro a cada entrada.

Besos.



PACO ANONIMO, no se preocupe, a mi tambien me pasa de vez en cuando.

Gracias por hacerme saber que anda por aqui.



PROMETEO, eso sera porque no nos hacen falta. Estaremos cerca.

Saludos mi caballero.



PEDRO SUPERMENDO... no me cambies cielo. Espero que ya haya vuelto a su tierra porque por el blog no entra mucho. ¿Una sonrisa?

Besos cielo.



Mi señor DIEGO, las golondrinas se van en estas fechas y no quiero perderlas. Pero a lo mejor me traen un hermoso regalo para la Primavera proxima. Quizas sea bueno esperarlas.

Besos mi señor.



Querido MIGUEL... ¿le di?... leyendole no crei que eso fuera posible.
A vuelta de correo unos cuantos besos y otros tantos mordiscos, aunque no de golondrina.
Espero que le haya ido bien en Zafra. ¿O no era en Zafra? Viaja usted tanto que me lio.
De todas formas, las golondrinas se los llevaran.



JOSE LUIS, Dios me libre de decirle que se pasa. Si que me vienen grandes sus regalos y, a veces, no se como encajarlos, pero ¿A quien no le gustarian?

No me cambie querido y lejano caballero.



LOLA... a cambio le dejo las cinco casillas de un portaviones. Sigue usted ganando.
Besos que saben nadar.



MARIA... parece que gozamos de emociones comunes. Las suyas son realmente hermosas.
Gracias por ellas. Son contagiosas.



Señor MIÑANA, el placer es pasar y disfrutar de ese torrente de sentimientos en su casa.
Un honor su visita. Gracias.



MAR... lo mismo le digo. Ese pelizco en el estomago lo compartimos. Quizas tambien las sensaciones.
Me gustan sus sonrisas. De las mias una para usted, aunque no sea tan hermosa.



Mi niña CAMPOAZUL... "volveran las oscuras golondrinas", por primavera quizas. La luz seguira encendida.
Besos mi cielo. Sigue escribiendo tan bonito.



TORTUGA, quizas sea que el Otoño nos pone un poco melancolicas y sensibes. Me gusta que le guste.
Muchos besos y muchas gracias por venir, y por escribir.