viernes, 11 de junio de 2010

Tentacion


Amaneció lloviendo, pero nada le hacia presagiar que, por alguna razón, hoy seria un día diferente.
El aire traía aromas de tierra mojada, a hierba recién cortada, la nieve en las cumbres se había vuelto melancólica y más blanca que nunca, el gris había hecho del cielo su suerte eliminando todo vestigio de azul y dorados. Los días de invierno hubieran podido reinar en cualquier momento si no hubiese sido por ese calor sofocante que conseguía adherirla a su blusa de mejor seda, como si fuese la última capa de piel, apenas sujeta por un único botón. Sentía como la sequedad de su boca dejaba su lengua pegada al paladar quedando cerrada su garganta ante cualquier atisbo de frescor.
Caminaba aprisa por la calle intentando evitar cuanto antes aquel bochorno cuando, a una vuelta de esquina, lo vio. Allí, erguido, insinuante, como sabiéndose deseado. Llevaba días pensando en ello y cada vez le resultaba más difícil resistirse.
Intentó moverse pero sus pies eran incapaces de obedecer ordenes… sonreía vagamente reconociéndose excitada por el hallazgo… no quiso cerrar los ojos por miedo a sucumbir ante la tentación… podía incluso sentir en sus manos el atrevimiento y en su boca la humedad de la desazón.
Por mucho que su cabeza le decía que “no”, su cuerpo gritaba “si”.
No lo pensó durante mas tiempo… debía asumir su deseo, su ansiedad… la impaciencia podría traicionarla y era cada vez mas difícil no poner los cinco sentidos en ello.
Entró. Los últimos pasos fueron los mas ligeros hasta llegar. Se sentía incómodamente observada, como si todo el mundo supiera de sus intenciones.

-Por favor… quiero uno.

El primer helado del verano… a pesar de la dieta.
.

12 comentarios:

SUPERMENDO dijo...

Jajaja, yo estaba pensando en un Pastel de Chocolate. No acerté por los pelos.
Saludos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

HELADOOOOOOOOOOOO, QUE BUENO Y QUE PERDICIÓNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN, UN SALUDO.

Mar dijo...

"La mejor forma de librarse de una tentación es caer en ella"

Llevo un año siguiendo tu blog, hasta hoy no he comentado.Cada vez me resultaba más difícil no hacerlo.Tentación por tentación.

Besos helados,dulces.Hmm

Dyhego dijo...

Las tentaciones están para sucumbir ante ellas, jejeje.
Salu2.

maile dijo...

PEDRO... estuviste en un "casi, casi"... no te resistas si lo sientes.
Besos cielo.

maile dijo...

Selor MAME... si que lo son... tentacioneeeeeeeeeeeeees... pero se parecen tanto...

Felices y dulces tentaciones.

maile dijo...

MAR, me alegra su tentacion... la disfrutare como merece (o sea, mucho). Espero que haya disfrutado al sucumbir ante la suya.

Saludos y espero volver a verl@.

maile dijo...

Mi señor DIEGO... ¿y que hacer cuando las tentaciones son demasiadas...?

Me gusta pensar que soy "su tentacion".

claudia dijo...

jajajaj y quién nos quita lo "saboreado"!?!!
a pesar de la dieta, mi niñaaaa, tomate todos los helados que quieras!! :)

besos :)
clau

Lectores Inquietos Poemas dijo...

Me parecio muy interesante
y simpatico tu escrito que
arte tienes.
Recibe un abrazo...

maile dijo...

No guardo dieta, CLAUDIA, pero si me tomara todos los helados que me apetecen, seguro que tendria que hacerlo... ja ja

Besitos mi niña, mojaditos claro.

maile dijo...

Me alegra que le guste don JOSE. Espero seguir haciendolo y no defraudarle.

Un abrazo tambien para usted.