sábado, 6 de febrero de 2010


Esperándote
peinando canas de azul
salgo al camino.
El cielo me acompaña
y el tiempo se detiene.

El cuco suena
sosteniendo las horas
eligiéndote.
Refugiada en la noche
amándote te olvido.

Delirándome
dándome a las estrellas
suspirándote.
Recordando los días
esperando un milagro.