lunes, 3 de enero de 2011

A su encuentro


Después de mucho tiempo volvió a recorrer el sinuoso trecho que la separaba de la orilla. La salina había tomado su mano y la llevaba por aquel estrecho camino hasta la arena. Después de tantos paseos por la vereda y nunca consiguió acostumbrarse al frió que la brisa dejaba en sus hombros. Pero era capaz de distinguir cada piedra, cada recodo, cada sonido que rozara su cara, cada alivio derramado en el romper de una ola, cada sombra…
Nada cambiaba. La esperanza de que lo hiciera, tampoco.
Una vez más fue a su encuentro, sin remedio, y un solo anhelo… no tener que volver a hacerlo. Una vez mas seria como contemplar en silencio aquel ascender del humo del cigarrillo descansando en el alfeizar y deleitarse imaginando subir en aquel remolino de vueltas y tirabuzones y verlo todo desde la altura que regala la premura y la inestabilidad de lo etéreo y versátil. Aprender a doblegarse ante el viento y la corriente como los juncos, flexible, sosegado, accesible…
Y el alma se le caía a los pies si pensaba en ello. Muda sentencia que asumía como castigo a tanto desandar el camino andado y repetido como al compás de una rueca.
Una vez mas aceptaría la resolución inevitable e ineludible de seguir adelante a pesar de todo… a pesar de su desacuerdo, a pesar de su impotencia, a pesar de su deseo.
Dar media vuelta. Volver la espalda. Su vida quedaría ligada a nadie y siempre vivida en la línea de la medianoche, sin origen conocido ni destino extraordinario, sabiendo que una sola palabra y un único instante hubiera sido suficiente.

17 comentarios:

María dijo...

A veces una palabra es suficiente para ser feliz, a veces una sola palabra rompre todo.
Feliz año nuevo y besicos

Dyhego dijo...

MAILE:
Yo creo que volver a escenarios de felices pasados ha de servir para recargar energías no para hundirse en la melancolía.
Salu2.

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

Menalcas dijo...

Tal vez no me enteré muy bien, pero me gusta levantarme y creer que hoy va a ser el día y no hacerlo pensando que es otro día vacío, sin nada. aunque esas sensaciones no deberían existir tanto, la duro es que a mi me pasan y hoy me has tocado. un abrazo

MAMÉ VALDÉS dijo...

La palabra, una a tiempo puede ser lo mejor que te pase y otras veces todo lo contrario, pero lo peor es el maldito silencio.

FELIZ ENTRADA DE AÑO 2010

Optimus dijo...

Demasiado familiar me resulta lo percibido durante la lectura Maile.

Que razón tienes al decir que una sola palabra y un único instante hubiera sido suficiente… cuanto cambiaríamos nuestras vidas si hubiéramos hecho o dicho esto o aquello… pero cada decisión tiene su momento y luego ya no hay vuelta atrás…

No sé muy bien cómo se consigue pero casi siempre conseguimos seguir adelante, ánimo.

Un fuerte abrazo Maile.

José Francisco dijo...

¿ Maile..? Verdad?, hola , perdona es que soy nuevo y dándome un paseo pasé por éste rinconcillo que me parece muy tireno...bueno...total...oye...que si no te molesta y tengo tu permiso...paso y me quedo un ratillo.-vale..?
Gracias , espero no estropear nada ¡¡
Saludito

Miguel Vivas dijo...

Me encantó el último párrafo mi señora Maile, besos y mordiscos.

impresiones de una tortuga dijo...

Si volvemos a los sitios que antes nos dolieron, volverán a dolernos, ¡yo no vuelvo!. Besos, Maile.

El Naranjito dijo...

Querida Maile: quería comentarte algo con una sola palabra, pero tengo tantas que no sé por donde empezar.
Bueno, de momento que tengas un año lleno de deseos cumplidos.
Un abrazo.

Emilio M. dijo...

Excelente "mano" para relatar. Por lo menos para hacerlo como yo -que no soy literato- lo disfruto: espaciadamente, con ritmo sostenido y sostenible.

Buena mano Maile. Y excelente post.

Un gran abrazo.

Dyhego dijo...

¿MAILE? ¿Se puede? ¿Hay alguien? ¿Sí? ¿Oiga? ¿Buenas? ¿No hay nadie en esta casa? Bueno, ya me pasaré otro día...
Salu2.

Menalcas dijo...

5 semanas y todavía no escribistes nada, tu crees que yo puedo aguantar tanto?, es broma un saludo maile

MAMÉ VALDÉS dijo...

Se te echa de menos, un saludo.

Menalcas dijo...

Búscame cuando te sientas solo,
donde el misterio envuelve a los poetas,
donde vuelan las cometas…
Búscame en el cielo, amor…
búscame en ti.

Me imagino que sabes de quien es esto, yo lo leo a menudo, sigue siendo precioso
un abrazo

Dyhego dijo...

MAILE:
¡Da señales de vida! ¡Que estamos preocupados!
Salu2

Rincón del Desarrollo personal dijo...

Las afirmaciones positivas pueden ayudar a todos a cambiar muchas cosas en la vida.
Saludos!