lunes, 2 de agosto de 2010

Maternidad


Y se me volvieron a abrir las carnes
para derramar
hasta la ultima gota de esencia,
a salvo de toda contaminación.
Pura y limpia
la vida surge como milagro eterno
y es recordada para siempre,
igual que el primer dia,
igual que el ultimo,
imborrable y permanente,
huella de dolor desvanecida,
reflejo de infinito amor…
para siempre mio…

Hoy, hace veinticinco años, la vida me hizo su mejor regalo. Abel, siempre mi chico.

14 comentarios:

prometeo dijo...

Qué bonito niña¡¡

Juanma dijo...

Ninguno de los momentos de mi vida supera, ni podrá hacerlo, el nacimiento de mis niños. A Domingo me lo pusieron en brazos cuando aún no tenía ni treinta segundos sobre la vida. A Adela, con el mismo tiempo, la pusieron sobre su madre. Supe entonces qué cosa es la felicidad y el amor.
He pensado muchas veces lo mismo que dices aquí con tanta belleza: son vidas sin contaminar.
Constato aquí lo que es una certeza: siempre será igual que el primer día.

Felicidades para Abel. Besos para la mamá.

Cesar dijo...

En cuanto lo ví en brazos de la enfermera, me dije que lo distinguiría entre cientos..A pesar del tiempo sigo disfrutándolo, a veces con dolor, a veces con satisfacción pero siempre con esperanza de que encuentren su vida y sea la que ellos elijan.

karymam dijo...

Precioso, como lo es el nacimiento de un hijo. Saludos.

su dijo...

Hermosa forma de plasmar lo que uno siente al tener un hijo...muy hermoso.
Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Flor de una madre... bendito retoño...

Saludos y un abrazo.

José Luis dijo...

Enhorabuena a los dos!!
Besos!

Miguel Vivas dijo...

Vaya.. Qué maravilla!! Imposible condensar mejor tanto cariño en tan poco espacio. Besos y mordiscos.

Pluma y Data dijo...

Lo mas sublime del ser humano, lo mas puro y los inentendible.
Una madre para Abel !Y QUE MADRE!
Abel tiene el premio, de tener un corazón en forma de ser humano como madre.
Maile. Si Abel heredó tu sensibilidad, sera otro regalo para este mundo.
Felicitaciones por ser madre y una madre tan especial.

Mistral dijo...

Qué modo tan hermoso, de sentir la maternidad, pariendo un bello poema para inmortalizar aquel momento.

Ha sido un verdadero placer leerte.

Besos

AROBOS dijo...

Ser padre te hace sentir algo inexplicable; ser madre debe producir sentimientos aún más más intensos, y tú los expresas muy bien en tus versos.

maile dijo...

Siento tardar tantos dias en responder a vuestros comentarios, pero el trabajo continua sin dejarme suficiente tiempo ahora en verano. Visitar vuestras casas y disfrutar de vuestro arte es, para mi, principal, incluso sin poder comentar.
Disculpenme, todos y cada uno de ustedes.


señor PROMETEO... con bonitos sentimientos, verdaderos, es facil contar cosas hermosas. Y mi meternidad lo fue y lo sigue siendo.

Saludos señor.



Mi querido JUANMA. Hablar de los hijos, de todo lo que les atañe o les rodea, siempre nos llevara su primer momento y a nuestro unico momento.
Disfrutar de ellos es necesidad.

Besos... y se los reparten.



CESAR, y que la vida que encuentren o elijan, cuando menos, no les haga daño.

Tendremos que seguir velando por ellos.



Siempre lo es querido KARYMAN, siempre lo es.
Saludos.



SU, no se si tiene usted hijos, pero seguro que sabe que para un padre, o una madre, siempre es el acontecimiento mas hermoso de nuestras vidas, aunque fueran miles (las vidas, claro).
Besos mi señora.



Señor HIPERION, y de un padre, tambien de un padre la mejor flor, semilla que nos hace eternos.
Saludos y gracias.



Si JOSE LUIS, en buena hora (espero que tambien para el).
Muchos besos señor.



Mi señor MIGUEL, sabemos que el amor puede ser tan grande que cualquier espacio le viene bien ¿verdad?
Besos (y mordiscos)



JOSE LUIS, algo heredo, pero de su padre. El acaricia el lapiz para dibujar, no es muy amigo de las palabras. Es mas, creo que no pasa nunca por aqui. Pero el si es un artista.
Gracias mi querido caballero.



MISTRAL, parir siempre es hermoso. Parir un hijo te convierte en madre o padre para toda la vida. Parir un poema... deja de ser tuyo y no siempre te convierte en poeta.
Gracias mi señor.



ARO, puede que la experiencia sea distinta pero los sentimientos son los mismos. Por ser padre, por no parir, no se ha de amar menos. Si usted tiene hijos se que no los quiere menos que yo al mio.
Besos y gracias.

Alfredo dijo...

He entrado en tu blog a partir de "mirando atrás". Me ha gustado mucho. Te seguiré.
Salu2.

maile dijo...

ALFREDO, como si estuviera usted en su casa.
Encantada de tenerle por aqui y bienvenido. Ya nos vemos.