viernes, 30 de abril de 2021

Regreso a Howards end

Siempre, por alguna extraña razón, me han resultado extrañas las películas inglesas... algunas películas inglesas... la mayoría, lo siento.Vanessa Redgrave, como siempre, está imponente en poco más de treinta minutos de metraje en los que interviene. Emma Thompsom siempre me gusta. Ese ambiente inglés victoriano, aunque no para vivirlo, correcto y afable, decorado como donde nunca me gustaría haceme vieja pero que para un fin de semana no estaría del todo mal mientras pudiera romper toda clase de moldes. He estado viendo "Regreso a Howards end".

Película "de época", perfecta la mires por donde la mires, ensayo sobre injusticias sociales, un drama intenso, compleja y elegante, exquisita... pero fría. 

Oliver Twist, Cumbres borrascosas, Jane Eyre, Los miserables... o  Arriba y abajo.

Me gustan todas, todas recomendables para verlas, pero no las viviría.




miércoles, 11 de noviembre de 2020

MI CADENA

 

Si alguna vez eres capaz

de mirar más allá de mis ojos

podrás ver cuánto amor

que, por amor, no te pude dar

y cuánto amor aún me quedó,

por amor, sin ofrecerte.

Aún me siento incapaz de mirar

y bajo la mirada por miedo

a ver en la luz de los tuyos

lo que ya no queda para mí.

Si una sola palabra pudo borrar

de un trazo el resto de mi vida

debería también bastar

para poner punto y final,

tener que olvidar es mi sino,

y tu eres el eslabón

que terminó por romper

la cadena de mi historia.

viernes, 22 de mayo de 2020

¿Enseñar o educar?

Mi Padre me decía qué debía hacer. Mi madre me decía cómo debía ser. Mis profesores intentaron siempre, salvo las benditas excepciones de los maestros, inculcarme el cómo debía comportarme, lo que debía saber o cómo debía pensar. Las benditas excepciones me enseñaron que era persona y "debía" hacer, pensar y decidir por mí misma aunque he de reconoer que me ha costado casi toda una vida, y muchos golpes, ser capaz de ello.
Tengo una hermana. Es preciosa. Es funcionaria, profesora en un Instituto. Hoy ha venido con una pena. Tiene una alumna a la que aprobó a duras penas el primer trimestre y no demasiado bien el segundo. En el tercero no ha presentado ningún trabajo online pero que ahora angustiada pregunta qué ha de hacer para aprobar el curso. Mi hermana ha consultado sabiamente a otros de sus profesores y todos andan en la misma tesitura. Elegantemente han determinado aprobarla a pesar de todos los contras porque no tienen ganas de follones y, total, ¡para lo que va a servir!. Ya habló de "facilidades para aprobar" la Ministra de Educación.
Miedo me da. 
¿Pensar? A veces es preferible no hacerlo. En ocasiones como esta más. Si pienso que otros muchos profesores (que ni educadores ni maestros), tomarán la misma actitud, me corre un escalofrio al suponer a todos estos "estudiantes", considerados no preparados pero "dignos" de ser aprobados, tomando las riendas del futuro.
Mi hermana dice que ella es profesora, no educadora. Ella es docente y enseña conceptos, pero mientras les recrimina la asistencia a clase con bermudas y chanclas, o escote, no se siente en la obligación de instruirles en el arte de ser personas pensantes, honradas y consecuentes, porque eso es cosa de los padres. Y si los padres no lo hacen? Pues nada... pongamos el mundo en manos de personas que ni son capaces de sumar dos y dos ni lo son de discenir, que sería un triunfo, o de siquiera considerar qué sería conveniente, adecuado o correcto, en el caso de que supieran que la situación lo requiere.
Hoy sólo deseo que el único dilema al que se tengan que enfrentar estos jóvenes en la vida sea "carne o pescado" porque de lo contrario, como decidan ser médicos o ingenieros... me temo que será lo peor.


miércoles, 13 de mayo de 2020

Mi querida Laura

No deja de ser reconfortante encontrar quien escriba así, de este modo, siendo capaz de expresar tanto en cuatro palabras, o en cinco, o en cien. 
Querida Laura, gracias.

Quiero que te quiero

Quiero querer queriendo y que me sigan queriendo querer.
Que el que no me quieran como yo quiero que me quieran,
no significa que me odien,
significa que no me quieren bien…
o no tan bien como yo quisiera...

Quiero que me quieran como yo quiero que me quieran...
quiero quererte como tu quieres que te quiera.
Aunque no me dejas.
Y así,
no vamos bien…
o no tan bien como yo quisiera…

Yo no soy capaz de quererte de menos
(no lo intento)
tú no eres capaz de quererme de más
(ni lo intentas)
y así,
no vamos bien...
o no tan bien como las dos quisiéramos.


http://mipasacalles.blogspot.com/

sábado, 2 de mayo de 2020

En serio? Cincuenta y uno?

¿Cincuenta y un día ya? Parece mentira pero dejé de contar los días de confinamiento desde que se prorrogó por primera vez el dichoso Estado de Alarma. Me dió tanta rabia...
Si hubiesen sido vacaciones tampoco hubiera ido a ningún sitio, no estan las cosas como para eso. Limpieza, descanso, lectura, descando, algún paseito, descanso, escribir, descansar... qué le voy a hacer, soy casera. No hubiera echado en falta ni un viaje, ni el trasnocheo, ni poderme sentar horas y horas delante del televisor. Ni siquiera poder dormir hasta mediodía, que una es madrugadora por defecto y mi despertador mecánico casi nunca suena porque el biológico le toma la delantera y para éste las siete de la mañana son casi sagradas también durante el asueto. No por nada sino porque no soporto volver al trabajo y sentir la pereza de tener que levantarme a las cinco y media. 
Con esto y pensando que la cosa no iría mucho más allá de quice días me dije que un descansito no vendría mal. Pero cincuenta y uno ya es demasiado descanso para cualquiera. Ya quedó atrás lo de vaciar armarios y rponer orden en los cajones, dejar como los chorros del oro los cristales y las tapas de los armarios o recomponer ese grifo que parece que pierde una gotita casi desde que lo pusieron. Y todo durante la primera semana porque para la segunda quedó lo de no hacer más que lo justo y descansar. Pero ya resulta hasta cansino ese monótono paseito cada cuatro o cinco días para comprar en la tienda que hay junto al portal. 
Lo peor de todo es que ahora pensando que pronto volveré al trabajo, porque mis jefes ya se estan preparando para abrir el restaurante, se me coje un pellizco en la boca del estómago y me doy cuenta de que es porque no se me apetece en absoluto. Nada de nada.
Es terrible. ¿El confinamiento me ha vuelto perezosa? Pues el "quizás" me da aún más miedo que volver al trabajo.



domingo, 26 de abril de 2020

No quiero sentirme tuya


Empecé escribiendo "no quiero sentirme tuya" en un día de defensas bajas, más por desahogar que por reflexión, y buscando sinónimos encontré, por casualidad, este anónimo que resultó ser más un sinónimo. Cuando encuentro que alguien me expresó casi con exactitud matemática dejo de escribir.

"No quiero más noches de incertidumbre, ni la poca paz que me provoca el tenerte lejos de vez en cuando. Quiero alguien en quien pueda confiar y que confíe en mí y en lo que soy.
 Quiero ser mía y menos tuya, no quiero ser tu recompensa inmerecida, no quiero ser la sonrisa cálida que necesitas en un mal día porque no te la mereces. Quiero un amor completo y un amor que me permita ser mía y compartirme de rato en rato.
Quiero ser más mía que tuya para liberarme de tu carga emocional, de tus inseguridades y tu oscuridad eterna, de todo lo que te aflige que sólo se ha convertido en mis demonios.
Quiero poder amar a la clara, sin tabúes, sin miedos y que me amen igual, pertenecer a alguien que sepa que me pertenezco pero aun así sea capaz de compartirse conmigo, que sepa que a kilómetros de distancia sigo siendo tan suya como a centímetros de su boca.
Quiero ser más mía para poder dar besos más apasionados, para poder enseñar al mundo que me rodea que no estoy desgastada y desvanecida. Quiero ser más mía y no sólo quiero ser menos tuya, quiero ser completamente mía y no quiero ser nada tuya. Pertenecerme y vivir por mí, por mis miedos y por mis inseguridades, quiero hacerle frente a mi vida y no cargar con tus males a diario.
Quiero ser más mía para sacrificar menos lo que soy, para darle la oportunidad a alguien que esté completamente loco por mí y loco porque tiene un pedacito de mí a momentos, quiero ser menos tuya.
Mentira… no quiero ser nada tuya, para poder compartir un poco de mi cama repleta de sueños con alguien que no tenga miedo a cumplirlos conmigo, quiero ser tan mía que me ahogue en mi libertad. 
Quiero ser más mía y quiero dejar de ser tuya. Te he amado con locura, me he apagado por ti, dediqué mi existencia a cumplir tus exigencias, a remediar lo que ya no te gustaba. Qué ironía, esas cosas que te encantaban al inicio. Quiero ser completamente mía y no quiero volver a ser tuya, jamás".

viernes, 17 de abril de 2020

VIRUS

Acabo de leer que la señora Merkel ha dicho que si su País sigue como va alcanzarán la saturación en su sistema de Sanidad para Julio y se me ha venido a la cabeza, como un flash, que seguro que hay algunos que habrán pensado eso de "que se jodan... que hace nada les parecia que estaban por encima del problema con el virus de las narices". Por qué lo creo? porque ya le he oido, bueno... leido... a alguno que otro semejante expresión cuando empezaron a subir las cifras en EEUU después de que el señor Trumptocapelotas se vanagloriara durante mucho tiempo de su "supuesta" inmunidad burlandose de aquellos a los que los contagios azotaban llenando sus hospitales de afectados y sus tanatorios de fallecidos, como por ejemplo de nuestro País.
Que a qué viene esto? Pues a que lo que se me vino a la cabeza es lo de "Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, echa las tuyas a remojar", que de eso no nos hemos librado ninguno, que también deberíamos habernos aplicado el parche aquí, y que también fuimos origen de parecida vanagloria cuando sólo nos llegaban las malas noticias acerca de "un virus que se cobraba muertos en China". Y es que eso nos quedaba muy lejos. Supongo que señor Trumptocapelotas estaría pensando de la misma forma acerca de nosotros, de Europa... al fin y al cabo nos separa un océano...  y ahora se las ve como se las ve: igual que nosotros. Y nosotros igual que los chinos.
Al final la realidad supera como siempre a la ficción y todas esas hipotéticas y lejanas pandemias que vimos con horror en el cine, que en cuestión de días se controlaban porque, como por arte de mágia o a partir de una casualidad, una mente prodigiosa encontraba la vacuna y el mundo se salvaba...  eran sólo eso, ficción. 
La única verdad hoy es que no hay pueblos, provincias, naciones ni continentes. Hay un mundo, un planeta y al no haber evidencias tangibles y probadas de que fuera de éste haya algunos alguienes más,  la realidad es que en este mundo todos, absolutamente todos, estamos jodidos por culpa de un bichito, algo que está vivo, microscópico, que por no tener no tiene ni una sola célula.
No somos tan superiores.

viernes, 28 de febrero de 2020

Ya... ni te veo

Hoy mi única lucha es
que tu felicidad no sea la mía...
porque no es solución para mi.
Ya ni es felicidad,
ni es vida,
ni es consuelo...
porque ya con mis migajas no me apaño,
porque una sonrisa no me da aliento,
porque tener más de ti ya es exceso,
ya no quiero seguir "muriendo porque no muero".


Dice un chiste de hace muchos años que había una pareja que por no tener dinero no llegaban ni a  casarse ni a vivir juntos. Un día uno dijo al otro... "amor mio, hagámoslo aunque no tengamos dinero ni para comer, que yo viéndote comer a ti ya seré feliz". Se casaron y fueron muy felices durante mucho tiempo, hasta que un día ... "-ya no puedo más amor mío... tengo hambre, mucha hambre". "-Pues tu no decías que con verme comer a mi ya era como si comieras tú?". "-Si mi amor, pero es que ya, ya ni te veo".

domingo, 23 de febrero de 2020

¿Quién dijo miedo?

¿Miedo? ¿Quién dijo miedo?
Tengo miedo... miedos, muchos miedos... y durante toda mi vida parece que me han llevado en ocasiones a situaciones que ni buscaba ni deseaba. Me enfrento por fin a eso. Alguien está haciendo  que me enfrente a eso.
Pero sí, mis miedos son mios y voy a vivir con ellos, y tendré que aprender a entenderlos porque hay muchas cosas de las que no me arrepiento a pesar de todo el mal que conllevaron... seguiré creyendo en lo que creo, diciendo lo que pienso, haciendo lo que quiero, amando a quien amo y comiéndome por dentro porque hay cosas que ni puedo ni quiero cambiar.
Soy como soy y... o me acepto o me acepto... me acostumbro o me acostumbro... me entiendo o me entiendo... siento o siento... amo o amo... vivo o vivo... no hay otra.
Como dijo aquel "en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad" con quien más he de vivir es conmigo y no me queda más remedio que llevarme bien conmigo misma.
Para atrás ni para coger impulso. 
¿Quién dijo miedo? Que venga y me lo cuente que aquí estoy yo con un par...

martes, 31 de diciembre de 2019

2020

Por más que lo intento no consigo encontrar nada en este año que termina que me haga desistir de la idea de que ha sido un verdadero "annus horribilis", con demasiadas cosas que borrar y que comenzó con uno que terminó igual. Dicen que lo que mal empieza mal acaba y no carece de razón.
Por lo tanto he decidido que los años 2018 en parte, y 2019 en su totalidad, van a ser borrados de mi calendario, de mis anuarios, y puede que hasta de mi memoria. En ello estoy aunque no sirva para descontar dos años de esa edad que va una cumpliendo y que quizás sea lo único digno de conservar.
Alguien me envió...
"Es el último día del año. No olvides cerrar ciclos, colocar puntos finales, dar gracias por lo bueno y lo malo pasado y por venir. decir "te quiero" a los que quieres, decir "adios" a los que tengas que decírselo, perdonar aunque te cueste... y no te olvides de vivir, de luchar, de quererte y de soñar mientras sigas viva.
Estas a punto de vivir 365 días de nuevas historias. Aprovéchalos mientras dure y que el pasado nunca ser un lastre sino un impulso para construirte un futuro mejor."
... que seguro lo copió de alguna página de internet, pero lo buscó y se acordó de mí para enviarmelo.
Que el 2020 os traiga lo que no pudo traer el 2019

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Last Christmas

Qué haces cuando una canción se te mete en la cabeza y no puedes dejar de tararearla?
Hoy no he sido la única. Alguna compañera de trabajo también comentó que amaneció así, con  una melodía e incapaz de dejar de pensar en ella.
La mia ha sido esta. Tiene años, unos cuantos años... no tantos, vale?, pero me sigue gustando Wham y en estas fechas renace Last Christmas.







jueves, 21 de noviembre de 2019

Podría no haber sido un mal día

Como decía Serrat "hoy pude ser un gran día, plantéatelo así" (no copio la letra al completo que luego puede llegar la SGAE y la fastidiamos, pero siempre pensé que no tiene desperdicio, una joya). Y hay que planteárselo cada mañana como una necesidad más...  cepillar los dientes, abrigarse porque hace frio y pensar que hoy será un gran día. 
Pero para que eso sea posible lo pimero que debes hacer es "no darle demasiadas vueltas a la olla". Eso no siempre te lo cuentan, es la trampa.
Pero, otro pero, es que no todos podemos dejar la olla quieta y la mia no sabe dejar de bullir (es una asignatura pendiente).
Ayer, de vuelta del trabajo... en la moto, como siempre, por el mismo camino, ese tan rutinario que casi ocurre como con piloto automático...  y yo que iba pensando que a un Ferrari y a mi 49 nos hace iguales un semáforo, apareció una palabra y todavía no se a cuento de qué. VERDAD. 
Jo... la  leche con la palabrita... aún estoy dándole vueltas.
Vivo mi "verdad", aunque viva... como me dice mi hijo... que lo hago en los mundos de jupy, porque creo que todo el mundo es bueno hasta que la vida y el tiempo me demuestran que es mentira, una y otra vez. Y aún así me resisito. Vivo con mis recuerdos, vivencias, amores... mis verdades.
Vivo con la "verdad" de los demás... la que me muestran aunque sea mentira, la que veo aunque me equivoque o la que me cuentan para fastidiarme, incluso la que no quiero ni ver ni oir... o la que creo ver aunque sea mentira, me equivoque o me fastidie...
He buscado acerca de las únicas verdades... internet es un pozo sin fondo... y según donde mires hay a veces más, a veces menos. Me quedo con... nací, me parió una mujer y habré de morir.
Para lo demás? Quizás como decía aquel anuncio de tv... la mastercard.
El caso es que podría haber sido, cuando menos, un buen día, pero para variar... cómo no... se jodió.

domingo, 10 de noviembre de 2019

De aduladores y pelotas.

Decía el pensador François de La Rochefoucauld que “la adulación es una moneda falsa que tiene curso gracias solo a nuestra vanidad”. Tres siglos y medio después, la cosa no ha cambiado en lo esencial. A los aduladores hoy en día los llaman pelotas, pero para que su estrategia funcione necesitan al otro lado a un jefe inseguro que requiera los halagos para autoafirmarse. Y, al parecer, son mayoría.
Actuará a escondidas, nunca delante de sus compañeros, e incluso el propio jefe puede llegar a pensar que simplemente se trata de un empleado amable y diligente. Resulta encantador de entrada, porque es el rey del marketing personal; padece el síndrome del superviviente y acudirá al trabajo aunque esté enfermo por miedo a perder influencia; se gana la confianza de sus superiores al recordarles constantemente sus propias cualidades; tras descubrir las debilidades y gustos de su jefe, aprovechará esa información para manipularlo y usa sus encantos para penetrar en el grupo y obtener información que luego usará en su beneficio, para promocionarse y desbancar a posibles rivales.
Los aduladores y manipuladores son una plaga muy extendida que sólo perjudican a las personas sinceras que no buscan otra cosa que llevarse bien con los demás y ganarse la vida con su trabajo.
Cuidado. Parecer demasiado amable puede hacernos sospechosos y pasar por alguien a quien, por salvar su trasero, no le importa arrastrar la reputación de nadie con la mentira.

 

sábado, 2 de noviembre de 2019

DEMASIADA REALIDAD

La verdad es que nunca pensé que nada tomaría el cariz que está tomando . Pero claro... cuando se ama, una pantalla de colores puede puede hacer que veas sólo lo que quieres, sólo lo que ansías.
Al mirarte, sólo veia mi futuro.
Al oirte, escuchaba lo que tanto llevaba esperando.
Al sentir que me amabas, no creía que pudiera ser más feliz.
Al amarte, me sentía completa.
El dichoso tiempo tiene la mala costumbre de poner las cosas en su lugar. A ti, para mi, en primera fila. No quiero quitarte... siempre estarás ahí. A mi, para ti, ¿quién quiere saberlo?
Lo que nunca imaginé... y te he imaginado en todas las situaciones en las que he podido hacerlo... es que te vería, no imaginado, tirándome por tierra para tu propio beneficio.
Eso es lo que "se comenta", "se cuenta", "se rumorea".
Hay almas "caritativas" que surgen en cualquier momento intentando abrirme los ojos. Hay lenguas muy largas "que sólo quieren ayudar". Hay demasiado personal del que no se puede una fiar.
Hay... demasiada realidad que no me gusta ver, que no quisiera poder ver... que deseo no tener que ver.




domingo, 6 de octubre de 2019

De García Marquez y otros autores.

Llegó a mi Facebook. Acabo de leerlo.
No sé de quién es. Garcia Marquez... cualquier otro. A saber.


"Ella no sabía decir "no".
Siempre lista para resolver problemas de otros. Siempre aunque doliera mucho. Siempre a pesar del cansancio, postergándose infinítamente.
El cuerpo no pudo sostener ese camino. Aparecieron múltiples enfermedades que no respondian al tratamiento médico. No eran bacterias, ni el metabolismo, ni virus. Era estrés, frustación, angustia... y nadie se dió cuenta
Esa soledad de abrazos que nunca llegaban, esa calma no permitida de lágrimas que nadie vió...
Y tocó fondo., Pasó a ser la loca que tenía crisis injustificadas, la que mandaban al psiquiatra...
Y en ese fondo de angustia pudo darse cuenta de que cuando no hay otros brazos podía abrazarse ella, que el tiempo no tienen que dárselo que ha de tomarlo ella, que no sirve esperar que otro haga lo que ella haría, porque es otro... que los "no" a veces son necesarios... que la abnegacion puede ser una virtud moral pero que nada tiene que ver con la salud mental...
Eso es sacrificio... y el sacrificio constante duele, enferma, cuando das la vida por otro porque das la tuya. Es como un suicidio a cámara lenta, es morirse un poco todos los días.
Ese no es el camino. No debe serlo.
De ese camino sólo se sale amándose. "




... y no consigo ni saber, ni que nadie me enseñe, cómo hacerlo.

Tampoco hoy ha sido un buen día.








lunes, 30 de septiembre de 2019

ALGUNA VEZ...

Alguna vez se me escuchó decir "es que no tengo arreglo"...
Puede que sea cierto y yo siempre lo supe.
Hace un par de días tocó revisión médica. El psiquiatra dice que ya no puede hacer más por mi, más que controlar la medicación y, en esta ocasión, cambiarla porque la que tengo no parece hacer mucho. Esto se está alargando más de lo que yo, y él, esperabamos.
Me ha recomendado a un Psicólogo. Parece que mi "mal" es algo más profundo de lo que cabía esperar. Mi desesperación, mi angustia, la ansiedad, las pocas ganas de vivir y ese sentir incapacidad para buscar la felicidad, mi pasar de todo, ese "solamente trabajar"... porque no hay otra,  y dormir... porque es mejor que sentir o pensar. Tanto escombro amontonandose sobre mi agujero no me deja salir de él. Me dice que respirar tan solo, pasar por la vida,  porque no es vivir lo que hago, no está bien.
Un día tomé una decisión. Lo que quería espero haberlo conseguido porque el precio que estoy pagando es muy alto y lo de "dejar de amar" sigue pareciendo muy muy lejano.





domingo, 15 de septiembre de 2019

De nuevo ... Soledades.

Ellos tienen razón,
esa felicidad
al menos con mayúscula
no existe.
Ah, pero si existiera con minúscula
seria semejante a nuestra breve
presoledad.

Después de la alegría viene la soledad,
después de la plenitud viene la soledad,
después del amor viene la soledad.

Ya se que es una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese durable minuto
uno se siente
solo en el mundo...
sin asideros
sin pretextos
sin abrazos
sin rencores
sin las cosas que unen o separan
y en esa sola manera de estar solo
ni siquiera uno se apiada de uno mismo.

Los datos objetivos son como sigue...

Hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos,
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios,
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos.

Claro que la soledad no viene sola.

Si se mira por sobre el hombro mustio
de nuestras soledades
se vera un largo y compacto imposible,
un sencillo respeto por terceros o cuartos,
ese percance de ser buenagente.

Después de la alegría
después de la plenitud
después del amor
viene la soledad

Conforme.
Pero...
¿que vendrá después
de la soledad?

 A veces no me siento
tan solo
si imagino,
mejor dicho si sé,
que mas allá de mi soledad
y de la tuya
otra vez estas vos
aunque sea preguntándote a solas
que vendrá después
de la soledad.


BENEDETTI


lunes, 9 de septiembre de 2019

Reviviendo.

Tenía esta entrada en borradores, ya no recuerdo desde cuándo ni por qué no la publiqué en ese momento, pero hoy es de recibo.
De todas formas son canciones que después de tantos años, casi toda una vida, vuelven a aparecer.


miércoles, 4 de septiembre de 2019

Quisiera...



Quisiera poder odiarte tanto como te amo,
poder olvidarte tanto como te pienso
y convertir en hastío mi deseo.
Quisiera no necesitar que necesites de mí,
no desear el susurro de tu voz calmando mis ansias
y no gritar tu nombre cuando despierto.
Quisiera que no pudieras ver en mis ojos el dolor de tu ausencia. 
y más quisiera ver en los tuyos el dolor por la mia. 
Y cuánto más lo intento...  más deseo, más necesito, 
más te pienso, más te amo.

viernes, 30 de agosto de 2019

Cosas de médicos?

Cuando un médico, para el dolor de espalda, te dice "toma un paracetamol cada ocho horas", tú te lo tomas.
Cuando un médico, para el dolor del alma, te dice "olvida" le preguntas ¿cada cuánto?.

sábado, 24 de agosto de 2019

No te quedes inmóvil...

En una carpeta perdida y en un pendrive, perdido también hasta hoy, encontré esto... supongo que en algún momento lo copié y lo guardé porque me gustó.
He tenido que buscar de quién era... Benedetti.






No te quedes inmóvil



al borde del camino,



no congeles el júbilo,



no quieras con desgana,



no te salves ahora



ni nunca,



no te salves.



No te llenes de calma,



no reserves del mundo



sólo un rincón tranquilo,



no dejes caer los párpados



pesados como juicios,



no te quedes sin labios,



no te duermas sin sueño,



no te pienses sin sangre,



no te juzgues sin tiempo.




Pero si



pese a todo no puedes evitarlo



y congelas el júbilo



y quieres con desgana



y te salvas ahora



y te llenas de calma



y reservas del mundo



sólo un rincón tranquilo,



y dejas caer los párpados



pesados como juicios,



y te secas sin labios



y te duermes sin sueño



y te piensas sin sangre



y te juzgas sin tiempo



y te quedas inmóvil



al borde del camino



y te salvas…
entonces,



























no te quedes conmigo.